Kundalini

Kundalini

  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Cuando empecé en el mundo dentro del yoga uno de los conceptos que más tiempo tarde en integrar fue el de la energía “Kundalini”.

De hecho, aún siendo profesora, era un término que, aunque intentaba entender, me parecía demasiado exotérico y no llegaba a integrarlo en mi practica o entenderlo “de verdad”. Quizá simplemente mi mente no estaba preparada para ello, o quizá no me había parado a intentar entenderlo, muchas veces es simplemente pereza mental, aunque no seamos conscientes de ello.

Decidí investigar. Suelo subrayar los libros que leo y los abordo con numerosas pegatinas seleccionando frases que me resuenan o conceptos que considero importantes.

Así que saque aquellos libros en los que yo sabia que se hablaba de Kundalini. La intención era repasar e intentar comprender.

Te voy a hablar con sinceridad la mayoría de personas que se consideran espirituales saben del termino Kundalini, pero pocos saben explicarlo de forma entendible.

Existe una disciplina de yoga llamada “Yoga Kundalini”, pero no me voy a detener en ella. Si no, en el concepto de Kundalini.

Para quien no conozcáis este término, mejor no lo busquéis por internet. Creerme genera mas confusión. Os encontraréis frases como “el peligro de despertar la kundalini”, “el placer dela vida” ,“la alegría de la vida”, “Kundalini y sexualidad” y un largo etcétera .

Qué os parece si vamos de lo más simbólico a lo mas experiencial

Kundalini desde el punto de vista Simbólico

Vamos primero con la historia más romántica que gira en torno a la definición de Kundalini.

La Kundalini en su simbolismo más místico se representa como una serpiente adormecida en la base de la columna, enroscada tres vueltas y media alrededor del chakra raíz.  Esta serpiente esta dormida y cuando despierta asciende por la columna. Su ascenso simboliza el despertar del individuo.  Se nombran diferentes técnicas para el despertar de la misma.

Ésta ha de despertar y ascender por el centro de la columna “susumna nadi” hacia la coronilla en busca del chakra  (centro energético) superior

Vamos a ir por partes. No me adentraré en nombrar muchos términos, ya que la intención es que poco a poco te vayas haciendo una idea del término más allá de “palabros”. Date tiempo y léelo hasta el final.

En los yoga Sutra de Patanjali,(libro referencia para todos los yoguis escrito entre el 500 a.c. y el 300d.c.) no se nombra a la energía Kundalini, pero en el verso 49 del libro II, en la versión comentada por Swami Satchidananda, este nos dice :

Dios nos ha dado un tanque de energía, de reserva que es cientos de veces más grande de lo que normalmente usamos” Esto se llama Kundalini o “fuerza enroscada”.

Sin embargo, en el hatha yoga pradipika, otro libro de referencia (S. XV) ya encontramos el termino kundalini como esa serpiente dormida y nos dice cómo las técnicas de yoga: asana, pranayama, mudras, bandas pueden ayudar a despertarla.

Kundalini más allá del simbolismo

Anodea Judith, en su libro “Chakra Yoga” comenta que Kundalini se puede entender de forma simbólica o experiencial. En su forma simbólica se entiende como esa serpiente enroscada y dormida; en forma experiencial, es “una fuerza espiritual electrizante que fluye en el cuerpo transformándote por completo”. Pag.45. Nos dice que la Kundalini es una descarga de Prana (energía vital). Esta autora nos dice que su despertar nos transforma, y aunque suele ser para bien si no estamos preparados puede producir locura.

Ahora bien, vamos pasando por lo tanto del simbolismo al concepto experiencial. Y nos interesa para entenderla pasar del concepto intelectual a la propia experiencia. Sigamos.

André Van Lysebeth, en su libro “Pranayama”. Nos habla de que Kundalini tiene que ver con el individuo y la especie. Nos dice

Las células sexuales forman el enclave de la especie “polo especie”, situado en la pelvis en la región del sacro. En cuanto al “polo individuo” está localizado en el extremo opuesto…dónde se produce el pensamiento individualizado. Entre ambos polos está la columna vertebral, eje vital, lazo entre ambos” pag.272

El dinamismo de la especie es inmortal y motor de la evolución se sitúa en la parte inferior de la columna. Este dinamismo cósmico lleva consigo todos los poderes latentes de la evolución futura y todo su pasado, dueño de su presente, esto es sin duda la Kundalini” pag.273

Así él nos haba de la Kundalini como el conocimiento inmortal que a través de generación a generación nos trasmitimos y que acumula el conocimiento de los individuos anteriores y a la vez es fuente de vida de los futuros.

Nos dice que a través del pranayama (técnicas control, expansión y alargamiento de la respiración) y Mula banda es cuando la fuerza de la especie puede ascender por la columna hasta encontrarse con el individuo. La serpiente representaría la fuerza de la especie. Y cuando la activamos todo ese conocimiento es absorbido por nosotros

Eddie Stern en “Una cosa sencilla” nombra que Kundalini es “El nombre asignado a la energía creativa del universo que habita latente en nuestro interior” “Cuando se remueven todas las impurezas del sistema nervioso, cuando prana y apana están en equilibrio y se controla la mente, la energía que yace dormida en la base de la columna se despierta y asciende por susumna nadi hasta llegar al cráneo para producir la iluminación” pag.264

Cuando respiramos por las narinas estamos en un mundo de dulidad. Cuando el prana avanza por el canal central de la susumna , conectando el corazón con el cerebro  se considera que la respiración es interna y que existimos en un estado de consciencia no dual” pag.266

Mis conclusiones

Ser un ser humano, es vivir en un mundo dual, en el que todo tiene su opuesto; masculino y femenino, arriba y abajo, malo y bueno…

Lo opuestos siempre crean fluctuaciones mentales, deseos, aversiones o placeres.  La intención del yoga es ir más allá de eso y conectar con una verdad más profunda que va más allá de lo que tu mente te dice que eres tú o qué es lo que te rodea.

Hay un conocimiento superior que permite que estemos vivos, que respiremos. Hay una sabiduría en la naturaleza. El orden de las cosas. El hecho de que respires y tu cuerpo sepa como hacerlo para que  estes vivo ya es pura sabiduría.

Para mí la Kundalini es conectar con esa sabiduría. Es el impulso que permite empezar a ver las cosas de otra manera, por qué no, llamémoslo “Un despertar”.

Para conseguir ese despertar es necesario controlar los opuestos. Los mayores opuesto que existen, pero a la vez complementarios son tu inspiración y tu espiración. Actos que sin que tú hagas nada ya ocurren diariamente en ti. Son el reflejo de la sabia naturaleza de tu organismo que sin que tu hagas nada te los ofrece automáticos para autorregularte de forma natural. Pero, a la vez actos que pueden ser voluntarios y controlados, lo cual es un don del Ser humano.

Si conseguimos controlarlos y por lo tanto equilibrar el sistema nervioso, y por lo tanto encontrar paz (para mi paz es sinónimo de equilibrio), la mente, los puestos nos darán una tregua para que podamos acceder a algo que va mas allá de la mente, llamémoslo esencia.

Por lo tanto asanas, mudras, panayanas, bandhas; técnicas que tienen como raíz la consciencia y el control del aliento favorecen la regulación voluntaria de los procesos vitales y el control del equilibrio para que la energía interna Kundalini ilumine nuestras mentes y podamos acceder a la esencia. Por lo tanto, para poder conectar con nuestra esencia, con ese silencio interno dónde habita una conexión más nítida, más real, más en paz con el mundo que nos rodea y con nosotros mismos.

Espero haberte ayudado.

Namasté

Sara Martínez

Deja una respuesta